0
Tu carrito

¿Cómo se hace un perfume casero con feromonas? Paso a paso

perfume casero con feromonas

Crear un perfume casero con feromonas puede ser un proceso apasionante y creativo, permitiéndonos obtener una fragancia única y personal. Pero, ¿qué pasa si añadimos a esa mezcla el poder de las feromonas? Este compuesto natural, conocido por potenciar la atracción, puede ser el ingrediente secreto que transforme tu perfume casero en una verdadera pócima del encanto. Aquí te mostramos cómo hacerlo.

Paso a paso para hacer tu perfume casero con feromonas

Elaborar tu propio perfume con feromonas no solo es un proceso creativo, sino también una forma personal de potenciar tu atractivo. Aquí te dejamos un paso a paso detallado para conseguirlo:

1. Reúne los materiales

  • Base líquida: alcohol de perfumería o aceite de jojoba.
  • Esencias o aceites esenciales de tu elección.
  • Feromonas de calidad, aptas para uso humano.
  • Un frasco de vidrio oscuro con tapa hermética.
  • Pipetas o goteros.
  • Palitos de madera para mezclar.
  • Papel y bolígrafo para anotar tus proporciones

2. Prepara la base

Mide 30 ml de la base líquida que hayas elegido y viertela en el frasco de vidrio.

3. Añade las esencias

La elección de las esencias dependerá de tus preferencias. Para 30 ml de base, generalmente se añaden entre 15 y 25 gotas de aceites esenciales en total.

Por ejemplo:

  • 10 gotas de esencia floral como jazmín.
  • 5 gotas de una esencia cítrica como bergamota.
  • 5 gotas de esencia amaderada como sándalo.

Utiliza los palitos de madera para mezclar bien tras añadir cada esencia.

4. Incorpora las feromonas

Dependiendo de la cantidad de perfume que estés elaborando, la proporción de feromonas varía. 

Para un perfume de 30 ml, añade 1.5 ml de nuestras feromonas concentradas. Si tu preparación es de 60 ml, entonces deberás incorporar 3 ml. 

Es esencial que selecciones la feromona adecuada según tu intención; contamos con feromonas para mujer como feromonas para hombre, así que elige la que mejor se adecúe a tus necesidades y preferencias.

Si prefieres no aventurarte en la creación de tu propia fragancia y deseas que tu perfume habitual cuente con el poder de las feromonas, puedes lograrlo fácilmente con nuestras feromonas concentradas. 

La proporción es la misma que mencionamos anteriormente: para un perfume de 30 ml, simplemente añade 1.5 ml de nuestras feromonas concentradas, y para uno de 60 ml, integra 3 ml. 

De esta manera, tu esencia de siempre tendrá ese toque especial que potenciará tu atractivo de forma sutil pero impactante.

5. Mezcla y sella

Una vez que hayas incorporado todos los ingredientes, cierra bien el frasco y agítalo suavemente para que todo se integre de forma homogénea.

6. Maduración

Este paso es esencial para que los aromas se fusionen adecuadamente. Guarda el frasco en un lugar oscuro y fresco durante al menos 3-4 semanas. 

Durante este tiempo, es recomendable agitarlo suavemente cada pocos días.

7. Testea tu perfume

Pasado el periodo de maduración, abre tu frasco y huele tu creación. Si sientes que necesita más aroma, este es el momento de ajustarlo.

8. Guarda adecuadamente

Tras conseguir el aroma deseado, es vital almacenar tu perfume en un lugar fresco y oscuro para conservar sus propiedades. El uso de frascos de vidrio oscuro ayudará a proteger tu perfume de la luz.

9. Uso

Aplica tu perfume casero con feromonas en los puntos de pulso como muñecas, cuello y detrás de las orejas. Dado que contiene feromonas, recuerda que menos es más.

Con estos pasos, tendrás en tus manos una fragancia única y personalizada, potenciada con el misterioso poder de las feromonas. ¡Disfruta del proceso y del resultado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *